Huelgas de diseño: Para no cumplirse. “Los médicos convocan once días de huelga contra la jornada de 37,5 horas”

·         El sindicato CESM recuerda que el sistema no puede existir sin médicos

·         Están dispuestos a colaborar pero no a costa de las condiciones laborales

Europa Press | Valladolid

Actualizado martes 07/02/2012 14:30 horas

El sindicato médico CESM Castilla y León ha convocado once días de huelga entre los facultativos en contra de los cambios de condiciones que supondrá la aplicación del aumento de jornada hasta las 37,5 horas, que conllevará la modificación del Decreto de Jornada hasta ahora en vigor y modificaría así sus condiciones "laborales, familiares" y de su economía.

Así lo han expresado los representantes de CESM, encabezados por su presidente, José Luis Díaz Villarig, quien ha aclarado que no es "plato de buen gusto" convocar una huelga pero se hace porque aprovechando las circunstancias de la crisis se pretende modificar sus condiciones de trabajo (de unos 8.000 médicos en la Comunidad).

En concreto, se ha convocado huelga para los días 28 de febrero y 6, 13, 15, 20, 21, 22, 27, 28, 29 y 30 de marzo ante una aplicación de la jornada que contempla cinco horas más de trabajo seguidas cada dos semanas y doce horas ininterrumpidas de trabajo esos días.

El presidente autonómico de CESM ha advertido de que los médicos no son los culpables de que la sostenibilidad y viabilidad del sistema sanitario público esté en peligro pero ellos son los que más han aportado cuando se han producido recortes y no están dispuestos a que se les aplique la jornada de 37,5 horas, a la que no se oponen, de manera diferente a la del resto de los funcionarios.

Díaz Villarig ha asegurado que están dispuestos a colaborar con el sostenimiento del sistema público, pero no al cambio de sus condiciones laborales, por lo que piden que se mantenga sin modificación alguna el actual Decreto de Jornada 61/2005, especialmente en lo que se refiere a las disposiciones transitorias Segunda, Tercera y Quinta, ya que dos de estas se vulneran "al cien por cien" -entre otras cosas se contemplarían los sábados como jornada laborable y se ampliarían los horarios-.

El presidente de CESM ha recordado que el sistema sanitario no puede existir sin médicos, pero al mismo tiempo ha advertido de que no se pueden cambiar sus condiciones "de manera arbitraria". Además, ha rechazado que esta convocatoria tenga algo que ver con las elecciones que se celebrarán el 23 de febrero ya que ha sido la Administración la que ha elegido las fechas, pero además ha incidido en que la huelga se prepara para después de este proceso.

Según la convocatoria de huelga que ha dado a conocer el secretario general del sindicato, Eloy Diez Gregorio, se pretende conseguir además la ponderación de la jornada en función del número de guardias de presencia física, con un mínimo de jornada ponderada de 1.380 horas anuales -que pasaría a 1.530 con la aplicación que pretende la Junta, según CESM-.